top of page

La Salud del Territorio Maya, Nuestra Salud.


Participación de Ana Poot en el Tribunal Internacional de los derechos de la naturaleza.


Nuestra forma de vida no era así, nuestros intereses nunca han sido económicas, pero el capital colonialista obliga a algunos a pensar que es algo esencial.


La salud, cuando un miembro de nosotros se enferma, se debilita, se va apagando su ool, nos preocupa; entonces recurrimos a la medicina sanadora, las hiervas, agua, viento, fuego y el alimento, pero ¿qué está pasando con nuestra medicina? dónde agarramos nuestras hiervas sanadoras si nos lo están talando, fumigando y sustituyendo por otras plantas, dónde agarramos nuestra agua sanadora si nos lo están contaminando y nos lo están robando, dónde agarramos nuestros vientos si nos lo están privatizando para volverla energía eólica, la medicina que levanta el óol, que sana, ya nos lo están destruyendo. Por falta de medicina para curar enfermedades que antes no habían, muchos se obligan a pensar que necesitan del capital, me llena de mucha pena ver como hermanos nuestros, hermanos mayas, han abrazado, han permitido y los han hecho creer que el capital es tan importante, y hay que defender y apoyar cualquier supuestos desarrollo que llega a la península de Yucatán y otros pueblos originarios. Eso es lo que hace capital rompe el tejido social, la convivencia y organización maya, nos llenan la cabeza de mierda y nos hacen creer que el dinero es necesario, mucha gente se lo cree, porque mucha gente se está enfermando.


El alimento es otra cosa que nos preocupa. Toda esta mugre que el capital defiende y a veces pinta como sostenible; está causando el calentamiento global, dicen los abuelos “Tun k’exle k’inoba’” el tiempo está cambiando, es verdad las lluvias no llegan en la temporada, los suelos se secan mucho, los insectos están teniendo un cambio en su ciclo de reproducción, por lo tanto aparecen en temporadas en donde no estamos preparados en esperarlos, aparecen de a montón, y comen nuestros cultivos, pero no es culpa de ellos que no haya comida, ni nuestras porque nosotros seguimos sembrando, es todo este desequilibrio ecológico que causan todas estas empresas, industrias que su única misión es la producción del capital, dinero. Nos hacen pensar que necesitamos también ayudarlos a producir ese dinero, porque así tendremos para pagar nuestra salud y comprar nuestros alimentos. Pero es falso, porque si estas cosas no existirían ¿tendríamos problemas fuertes de salud? Abuelos indígenas que llegaron a los 100 años, 98 que murieron sin diabetes, sin hipertensión, murieron a lo natural ¿Qué sucede con la sociedad? su nivel de vida está disminuyendo, por comer alimentos altos en hormonas, contaminados, tomando agua contaminado, aire contaminado, pero muchas veces decimos, es que los tiempos están cambiando y así vamos normalizando el daño que le causan a nuestro hogar y a los otros seres vivos que habitan con nosotros.



Aunado a todo estos daños causado por varios proyectos que desde hace mucho tiempo se traen en nuestro territorio, con el pensamiento de que somos un pueblo con falta de desarrollo, en el año 2019 se escucha en todos los medios de comunicación que el sur de México por fin tendrá ese desarrollo que nunca se le ha dado, el pueblo maya que según para ellos esta marginado por fin llega la mega obra a sacarlos de esa marginación, se informa el inicio de la construcción del megaproyecto Tren maya. Se inicia sin un estudio de impacto ambiental, se hacen consultas públicas, donde nunca se informa las ventajas y desventajas de este megaproyecto a los pueblos, consultas en donde se manejan mesas de debates para preguntar que le hace falta a las comunidades, que si proyectos de producción, que si turismo, que si la venta de artesanías, pero en todo este acto nunca se le informa al pueblo maya sobre los objetivos reales de este proyecto, sobre la metodología que se usara y sobre los impactos que tendrá este megaproyecto, se les dice que si aceptan el tren maya se les otorgara aquellas necesidades, todos levantan la mano y ahí se terminó el acto.


Entonces muchos mayas que aún tenemos corazón de maíz, nos empezamos a preocupar por la tala de mucho monte, por el despojó de tierras donde pasara el tren maya, porque empiezan a rellenar los cenotes con basura, los empiezan a taladrar, muerte de jaguares, animales que llegan a la ciudad porque están siendo despojados de sus ecosistemas, y en las comunidades, en mi comunidad leo el contrato del programa sembrando vida y dice que los beneficiarios tienen que conformarse en cooperativas para poder vender sus alimentos, entiendo que este programa no es para la seguridad alimentaria de las comunidades, si no se empieza a asegurar el alimento del montonal de turistas que se esperan después de la construcción del tren maya, por tanto el turista no comerá frijol así que en las parcelas no se siembra eso, si no que se talan todos los árboles nativos para después sembrar plantas que ni están adaptadas a las condiciones ambientales de la comunidad, empiezan a llegar decretos para nombrar zona de monumentos a mi comunidad, sin consultar al pueblo, llegan y empiezan con la remodelación de edificios coloniales, instalación de reflectores que ahuyentaron al búho del campanario, a los murciélagos que llegaban a polinizar los solares de la comunidad, y luego escuchamos que muchos ejidos cercanos han vendido sus tierras y empiezan a desmontar, miramos en un futuro y pensamos ¿de que se alimentaran las abejas?, si están tirando la floración de los ejidos cercanos, donde se desplazaran los tejones, pavos de monte y otros animales que se les está destruyendo su hogar.



Realizamos amparos, nos fuimos por la legal, varios anularon la suspensión de la construcción de este megaproyecto, pero las obras continuaron, aunque se respaldaron con nuestros derechos como pueblos indígenas, siguen sin respetarnos, según ellos porque a nosotros como pueblos indígenas no nos lastiman, pero ellos no pueden entender que si enferma nuestro territorio, también enfermamos nosotros.

Estando frente a ustedes pido se consideren todas estas violaciones mencionadas que se les está haciendo a nuestros hermanos a nuestro territorio, que se comunican, pero que ellos, los invasores no entienden, pido que se les reconozca como sujetos de derecho dentro de nuestra constitución mexicana y de esta manera tengan respaldo nuestra palabra y nuestra lucha.


Descargar en pdf

Ana Poot
.pdf
Descargar PDF • 189KB


Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook
  • Canal de YouTube
bottom of page