top of page

El presidente cobarde y sus videos



Uno ya no sabe por dónde empezar el día. En cada pantalla desfilan los hechos crudos: la invasión criminal a Ucrania, el espectro de la hambruna, el clima cambiante, el calor que sube y sube... Y México aporta mucho a ese mundo desgraciado: masacres y fosas clandestinas aquí y allá, cuerpos colgando de puentes, cabezas tiradas en las calles, asesinatos de periodistas y activistas indígenas y de derechos humanos, miles y miles de desaparecidos, impunidad e injusticias...


También aporta México –a su propia historia– otro presidente mentiroso y fallido, uno que cada mañana busca pleito público contra todo el que se atreva a desmentirlo, que prefiere ser el candidato de siempre –lleno de promesas a romper o rotas y a parchar– y no el presidente digno que necesita México –la patria siempre traicionada– en esta etapa crítica de su historia.


El presidente López también ha mostrado su talla mundial al callar con cobardía frente a los crímenes de su colega Putin (que hasta club de amigos se agenció en el Congreso –con destacada participación de la 4T y del PRI– mientras su ejército masacraba civiles en Ucrania); sólo dijo, con la seriedad institucional debida, que su amigo Putin “merece respeto” y punto, para luego seguir con sus diatribas nacionales contra periodistas, activistas indígenas y ambientales, de derechos humanos y otros enemigues reales o imaginaries (pues a todes mete en el mismo saco) de su proyecto ocurrente de nación...


Y en el centro de su cobardía ególatra, el dictador-candidato López levanta ahora su brazo armado y azuza al Ejército a seguir atropellando y violando los derechos de los pueblos originarios, y destina todo su poder y desvía vastas sumas del erario no a Salud, no a Educación, sino a seguir comprando y doblegando voluntades y seguir adelante con su mal pensado, mal planeado y peor ejecutado proyecto estrella de la 4T, el abominable “tren maya”, todo un desastre socio-ambiental y cultural, insignia desarrollista de una 4T que está resultando peor ecocida y –aún peor– etnocida que lo previsto.


De Sonora a Chihuahua, pasando por Morelos y la región del Istmo hasta la Península de Yucatán, el gobierno de López ha violado –ignorándolos por sistema– los acuerdos internacionales contra la discriminación, la marginación y el etnocidio. Ello, en el contexto de un México donde la democracia representativa y la separación de poderes son sólo promesas incumplidas, una condena a la indefensión de los pueblos originarios frente al etnocidio.


En el caso del tren de López, como sucede con otros proyectos federales en el Istmo y en casi todo México, los planes tienen fallas garrafales y pecados de origen irrebatibles, inexcusables y catastróficos. Las pruebas sobran (ver ANEXO al final de este artículo).


En esta primavera de 2022 el dictador-candidato López ha tomado nuevos bríos y ha redoblado su campaña de hechos consumados para intentar imponer el tren –su tren, su desastroso tren– a capa y espada, cueste lo que cueste y sea como sea. Decretada está –a nivel presidencial y con el brazo armado– la traición al pueblo Maya, su etnocidio.


* * *


Como nota de color triste:


El presidente López publicó en estos días una serie de videos vergonzosos que delatan el verdadero fondo de sus intenciones. Por si no había quedado claro desde el principio, ahora sí es imposible soslayar el hecho de que el tren “maya” de López no busca la justicia social, ni proteger la cultura Maya, ni respetar (menos promover) los derechos de este pueblo originario... No. Busca explotar la marca. Así de simple y dicho con sus propias palabras frente a soldados del Ejército mexicano:


“¿Y qué buscamos con la construcción del Tren Maya? Que esos turistas que llegan a disfrutar de las bellezas del caribe, del azul turquesa, puedan introducirse al interior y puedan quedarse más tiempo y poder disfrutar de una riqueza extraordinaria que tenemos los mexicanos: la riqueza arqueológica, los vestigios de las grandes civilizaciones, de las grandes culturas que poblaron Mesoamérica”, dice López Obrador en uno de sus videos según consigna La Jornada el primer domingo de abril.


De eso se trata pues: de hacer negocio llevando turistas “a los vestigios de las grandes civilizaciones”, en un tren rápido para que puedan quedarse más tiempo a disfrutrar de la riqueza arqueológica de la cultura Maya. Por eso es “Tren Maya”. Por la marca “Maya”, tan cotizada en el mundo. En el bla bla bla de su infomercial el presidente no habla de la actual cultura Maya y del pueblo que la conserva y que la vive hoy. No. Nada. (Seguro ya los puso dentro del mismo saco triturador y etnocida de lo que él llama “desarrollo”).


En otro video producido por el FONATUR y publicado por López en sus redes sociales, distintas personas de un solo ejido (el Jacinto Pat, de Tulum) hablan maravillas del tren pues, dicen, no va a pasar sobre sus cenotes. Es notable la ausencia de dudas en les entrevistades y evidente su convicción pro-tren. Pero les ejidataries de Jacinto Pat no están bien informados pues es obvio que no saben lo que dicen cuando afirman que les detractores del tren son gente de fuera, que no viven allí, que no son mayas. (Obviamente el video del FONATUR se hizo para contrarrestar el otro que publicaron varios artistas pidiendo que se detengan los trabajos ecocidas del tren. Pero meter a todes sus detractores en el mismo saco es la estrategia favorita del presidente López y su 4T.)


A les ejidataries del video del FONATUR habría que decirles que los esfuerzos legales más serios, sólidos y bien argumentados contra el tren han sido hechos por organizaciones indígenas, como la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch' Xíinbal que en enero de 2021 inició un juiciode amparo por las violaciones a sus derechos a un medio ambiente sano y a participar en las determinaciones que puedan afectar su territorio y recursos naturales como pueblo Maya. Y esta queja fue escuchada en el Juzgado Cuarto de Distrito del Poder Judicial Federal –con sede en Yuactán–, que determinó conceder una suspensión definitiva: ordenó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) dejar sin efectos su aprobación al documento de la MIA-R del tren, fase 1, y hacer detener las obras en los tamos 1, 2 y 3 (de Palenque a Izamal).


El Juzgado Cuarto aplicó el principio precautorio (indubio pro natura) al advertir que existe una incertidumbre sobre el verdadero impacto del proyecto y por tanto se debe beneficiar la defensa del medio ambiente y de las futuras generaciones. “Debe entonces inclinarse la balanza de la justicia a favor de la naturaleza, especialmente al considerar que su impacto tiene el potencial de trascender a las postreras generaciones y no sólo a quienes habitan en la zona, sino incluso a todo el mundo en atención a la interdependencia de los sistemas ecológicos mundiales”, expuso la Juez en su sentencia. Y el pasado 9 de marzo el Tribunal Colegiado en Materias del Trabajo y Administrativa del Decimocuarto Circuito confirmó la suspensión definitiva de la MIA y la suspensión de las obras de edificación del tren, respondiendo así a una impugnación de la SEMARNAT).

Sin embargo el pasado 30 de marzo, bajo la presión apabullante del Ejecutivo Federal, el mismo tribunal revocó su propia sentencia del día 9, cancelando las suspensiones mediante argumentos vacuos, sin lógica, forzados y con un fuerte tufo a ilegalidad. El indubio pro natura, el sabio principio precautorio que debería estar rigiendo con fuerza y luz en este mundo de tanta destrucción, cedió su lugar a los formalismos chicaneros con que se le suelen soltar las riendas –sexenio tras sexenio– a los caprichos y ocurrencias presidenciales.


“Con esa decisión el Tribunal cayó en una grave contradicción en el juicio, por dejar en la incertidumbre a las personas demandantes, quienes no saben si las medidas de protección continúan o cesan”, dice el comunicado emitido al respecto por Múuch’ Xíinbal y por Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos A.C.


“Además, el Poder Judicial de la Federación está siendo totalmente permisivo y aquiescente, pues sus resoluciones niegan las suspensiones del proyecto Tren Maya por meros formalismos, y a pesar de la existencia de pruebas y hechos notorios de la devastación de la flora y la fauna, así como de la integridad de los pueblos mayas en Yucatán.


“Con esto se evidencia aún más las autoritarias decisiones de los Poderes de la Unión para imponer un proyecto en la península. También se continúa con la obstaculización de la defensa de derechos con base en intereses políticos sobre los territorios mayas, y con ello se pone en riesgo total y alta vulnerabilidad a las personas defensoras de derechos humanos”, cierra el comunicado.


* * *


Es obvio que la intensa campaña desinformativa del presidente López y su FONATUR en torno del tren “maya” buscan tergiversar los hechos e invisibilizar la verdadera raíz maya de la resistencia contra el tren etnocida. No es sólo una campaña insidiosa y ponzoñosa en los medios, sino que se trata de toda una embestida –usando todo el poder presidencial, sin contrapesos reales– para terminar de imponer a la fuerza – y manu militari– su maldito tren.


* * *


ANEXO.


El 19 de diciembre de 2019, a pocos días de finalizado el fraude monumental de la “consulta indígena” del gobierno federal, la oficina de ONU-México publicó un comunicado donde señala con claridad: “El proceso de consulta indígena sobre el Tren Maya no ha cumplido con todos los estándares internacionales de derechos humanos en la materia”.


En decir: el gobierno incumplió el protocolo mínimo de respeto a los derechos de los pueblos originarios, establecido desde hace más de tres décadas en la comunidad de las Naciones Unidas.


Nueve meses después, el 21 de septiembre de 2020, seis relatores especiales de derechos humanos de la ONU enviaron un comunicado oficial al gobierno mexicano con observaciones y señalamientos de atropellos a los derechos del pueblo Maya, empezando por la fallida “consulta indígena” del año anterior. Les seis relatores hicieron constar su “grave preocupación por los posibles impactos del llamado Proyecto de Desarrollo Tren Maya para las comunidades indígenas que podrían verse afectadas en sus derechos territoriales, su derecho a no ser desalojadas y su derecho a la salud, entre otros, en los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Nos preocupa además la información que indica que el estudio de impacto ambiental haya sido inadecuado, conllevando riesgos de daños ambientales por las actividades del Proyecto de Desarrollo Tren Maya causados por la contaminación e impactos negativos a la biodiversidad y el agua.”


El gobierno mexicano respondió dos meses después con desprecio y evasivas, negando o ignorando totalmente los señalamientos de la ONU y siguiendo adelante con la conocida táctica de los hechos consumados, el ignominioso “haiga sido como haiga sido”.


Varias organizaciones de la sociedad civil hicieron un llamado al gobierno de López Obrador “para que acate las medidas solicitadas por los relatores de la ONU y, sobre todo, acate las recomendaciones y cumpla con sus obligaciones bajo convenios internacionales y estándares de derechos humanos allí señalados. Lo más relevante y urgente, es que se suspendan las obras de construcción del Tren Maya hasta que se realice una evaluación de impacto ambiental y social integral e independiente, que se obtenga el consentimiento de las estructuras representativas identificadas por las propias comunidades afectadas y se cumpla estrictamente con todos los estándares internacionales en materia de derechos humanos y en el marco del Convenio 169 de la OIT, y cumpla con todas las garantías de derechos humanos antes de proseguir con la construcción”.


(Del gobernador yucateco Mauricio Vila para abajo, pasando por presidentes municipales, diputades y senadores, nadie ha salido en defensa de los derechos del pueblo Maya. Aún teniendo todos los argumentos legales, lógicos y justos, ningún “servidor público” ha dicho y hecho nada. Más bien lo contrario: subirse al tren que atropella.


(¿Qué podría esperarse de Vila, que en Homún y Cuzamá se puso del lado de los puercos y no de la niñez?) (J.C.F.M. Jo’, Yucatán, 09 de abril de 2022)

Comentarios


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook
  • Canal de YouTube
bottom of page