Las amenazas a Múuch’ Xíinbal y el México mafioso. A Pedro Uc Be y familia, con solidaridad, afecto y admiración.

 

Por: Juan Carlos Faller Menéndez

 

El día de ayer lunes, 16 de diciembre, el compañero Pedro Uc Be y su hijo Janil recibieron el mismo mensaje de texto con amenazas de muerte. Es que en este México plagado de mafias (empresariales, gubernamentales y otras), el éxito de una organización como la Asamblea de Defensores del Territorio Maya “Múuch’ Xíinbal” (MX) se puede medir no sólo por las acciones efectivas que realiza, sino también –desgraciadamente– por el nivel de las amenazas y las represalias que recibe.

 

El mensaje intimidatorio de ayer es materia de análisis por distintas razones, pero quizás lo más obvio es que se dio un día después de la farsa de “consulta indígena” sobre el tren de AMLO, en la que participó menos del 3% de los maya-hablantes de la Península de Yucatán. Por ello, es probable que la amenaza tenga que ver con este evidente fracaso presidencial. A este respecto, no hay que olvidar el caso del líder nahua morelense Samir Flores, uno de los principales activistas contra el Proyecto Integral Morelos, quien fue asesinado después de que López Obrador mostrara su respaldo (un “va porque va”) a la puesta en marcha de la termoeléctrica en tierras indígenas de Morelos y a unos días de que se realizara una “consulta” para que se aprobara dicho megaproyecto

 

Nos dice Pedro en referencia a la amenaza y a la campaña de desprestigio que desde hace meses se ha lanzado contra de él y otrxs integrantes de MX: “El tema es la defensa del territorio; no hay que perderlo de vista”. Con su valentía, el maestro da algo de tranquilidad a quienes lo rodeamos y tememos por él y su familia. Pero con la amenaza de ayer lunes lo que ha quedado claro es que ni Pedro ni lxs demás compañerxs de MX están solxs. También ha quedado claro que MX, en su defensa del territorio maya, está pisando callos de intereses poderosos (tanto particulares como gubernamentales), y que las amenazas son la respuesta desesperada de las mafias afectadas.

 

El tema de las mentiras y las difamaciones contra miembros de MX es otra cara del mismo monstruo traga-tierras. “Difama que algo queda”, es la fórmula que usan lxs cobardes. Así sucede, por ejemplo, en la villa yucateca de Peto, donde un sacerdote sinvergüenza y un alcalde sin decencia (junto con el linchamiento en las redes sociales) se han hecho eco para tratar de hundir a un simpatizante de MX, con mucha ayuda del gobierno estatal. La vieja maña de pintar como agresor al agredido.

 

En este tenor, ya son cinco lxs compañerxs de MX que han recibido amenazas y/o presiones de diversa índole y desde distintos frentes. La de ayer (lunes 16) es la más reciente, pero las primeras acciones de ese tipo vinieron de la compañía Lightening PV Park S. de R.L. de C.V., subsidiaria de Jinko Solar (multinacional china fabricante de paneles fotovoltaicos), a raíz de que el 11 de febrero de este año se interpuso la demanda de amparo contra el proyecto “Yucatán Solar” en Valladolid, que pretendía deforestar más de 200 hectáreas de selva para instalar cientos de miles de paneles solares; y la cosa empeoró cuando el pasado 22 de abril se publicó la orden judicial de suspensión definitiva del proyecto hasta que concluya el juicio de amparo. Las presiones aumentaron por parte de la empresa y del gobierno estatal, y pronto se volvieron amenazas: el 8 de agosto alguien que afirmó ser “comandante de la guardia del Cártel del Golfo en Valladolid” telefoneó al compañero Gregorio Hau y lo amenazó dizque “por andar molestándolos”. (Y unos días después, tanto la policía estatal como la municipal de Tahdziú se presentaron –en más de una ocasión– al domicilio del compañero Eliceo Ek para cuestionarlo, de modo irregular e intimidante,sobre su activismo en defensa del territorio y sobre su familia.)

 

Hay multitud de eventos similares que sería largo mencionar en este espacio, pero que apuntan en la misma dirección: la complicidad de los gobiernos (municipales, estatal y federal) con intereses empresariales mafiosos ligados a megaproyectos, a cuya cabeza se ha instalado ya el tren de AMLO. Y es de este conglomerado putrefacto de donde provienen las amenazas contra los defensores del territorio maya. No hay de otra. (JCFM. Jo’, Yucatán, 17 de diciembre de 2019)

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

El tren del etnocidio

July 14, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes