© Asamblea de defensores del territorio Maya. Wix.com

  • Facebook
  • Canal de YouTube

Cuentos chinos en el Yucatán de Mauricio Vila

El miércoles 14 de agosto pasado se publicó la nota titulada “Sectores público y privado co-invertirán en energías limpias”. El texto apareció en un lugar destacado del periódico PorEsto! (edición Yucatán) y abre así:  “Representantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Canacintra, Concamin y Concanaco anunciaron (…) que los días 22 y 23 de agosto se llevará a cabo en Mérida un foro para establecer las bases de colaboración entre el capital privado y la administración pública federal [para] triplicar la capacidad instalada [de] proyectos eólicos y solares.”

 

La nota del PorEsto! dice además que los empresarios “aseguraron que están dispuestos a invertir 40 mil millones de dólares en los próximos cinco años para crear 257 mil empleos en la producción de energía eléctrica”. Y no sólo la inversión suena fabulosa, sino sus efectos (hipotéticos) se vislumbran celestiales: “En caso de cumplirse esa meta se sacaría de la ‘pobreza energética’ a tres millones de personas que carecen de electricidad, y se resolvería la situación de tres millones de familias que actualmente cocinan con leña”.

 

En primer lugar es mentira que haya un acuerdo de coinversión del sector empresarial con el nuevo gobierno federal en los megaproyectos de “energías limpias”, porque sería un escándalo ya que todo lo hecho hasta ahora con los parques eólicos y solares es un lodazal de corrupción en todos los niveles, particularmente en el lado empresarial del ramo, mismo que ejerce mandos desde hace varios años dentro del gobierno yucateco y cuyas posiciones se vieron fortalecidas con la llegada de Mauricio Vila Dosal a la gubernatura.

 

(Aquí un paréntesis obligado: ¿Por qué una secretaria de gobierno de Yucatán inquiere a una integrante de la organización Múuch’ Xíimbal, maestra y directora de escuela primaria, sobre su trabajo social fuera del horario escolar? ¿En qué niveles se mueven los tentáculos de la mafia (china en particular) de los megaproyectos para asomarse así desde las altas esferas del poder estatal? )

 

No dicen los empresarios (ni en el PorEsto! ni en otro lado) cómo “sacarán de la pobreza energética” a tres millones de personas (¿o de familias?), siendo que lo que es claro (pero tampoco dicen) es que casi toda la energía presente y “futura” de los megaproyectos en Yucatán está planeada para consumo de Quintana Roo y sus millones y millones de turistas. ¿Bajo qué artificio mágico la electricidad para el turismo se vuelve electricidad para los pobres? ¿Por reflejo? O tal vez sea por el mecanismo de poder en el que las cosas funcionan así: Para que al pobre le vaya bien al rico le tiene que ir bien. (Y ahí están las tienditas de bendiciones para lavar conciencias al que bien pague.)

 

No dicen tampoco los empresarios que el modelo de megaparques eólicos y fotovoltaicos es destructivo y asesino de vida silvestre por donde se le mire: mata con sus hélices cantidades industriales de aves (grandes, chicas y medianas) y murciélagos, y tumba monte a lo bestia para la instalación de paneles solares. Así de “limpia” es la energía que pregonan estas personas.

 

Los empresarios no dicen tampoco (¡menos!) que hay opciones distintas a los megaproyectos destructivos. No hablan de la generación distribuida, la opción social, tal vez porque no ven negocio en ello, porque esa visión no es su asunto. La ganancia rápida es lo que les cuenta. Lo suyo es vender. “Cuarenta mil millones de dólares de inversión” suena muy atractivo, pero es un hecho que no serían para pagar celdas solares en tres millones de hogares “energéticamente pobres”, sino para hacer megaparques asesinos por todos lados. Es claro entonces por dónde va el asunto.

 

Dicen que el arbol que nace torcido jamás su tronco endereza. Así nacieron los megaproyectos eólicos y solares en Yucatán y en todo México y Latinoamérica: torcidos y retorcidos por la corrupción cínica y descarada en todos los niveles. Ese tronco nunca enderezará, porque bajo el disfraz de “energía limpia” no sólo es asesina (a manos llenas) de flora y fauna silvestres, sino también quiere matar (porque le estorba) el vínculo del pueblo maya con su identidad.

 

En relación con lo anterior, hay una embestida de la empresa multinacional china JINKO SOLAR contra miembros de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal. Hay gente suelta, pagada por la compañía china, que ha desplegado su arsenal de agresiones.

 

Caso especial lo constituye la prensa mercenaria al servicio de JINKO SOLAR. En particular nos referimos al periódico (o diario o medio diario) llamado PUNTO MEDIO, propiedad de los dueños del periódico EXCÉLSIOR (cuyo presidente es el Sr. Olegario Vázquez Raña y su vicepresidente es Olegario Vázquez Aldir). El periódico de los Olegarios Vázquez se ha mostrado como lo que es: un nido de almas cobardes y vendidas. No nos vamos a referir a detalle sobre las bajezas del tal PUNTO MEDIO de Olegario Vázquez Raña e hijo. Pero cada vez que hagan sus bajezas recordaremos lo que Olegario Vázquez Raña y Olegario Vázquez Aldir son: mercenarios viles y cobardes.

 

A esa gente y otras similares está ligada buena parte del  empresariado yucateco y del gobierno del estado (empezando por su cabeza). Empresas como JINKO SOLAR (y EXCÉLSIOR) son las que contratan a los periodistas mercenarios y a los gobernantes mercenarios y a los empresarios mercenarios. Y luego dicen que sus inversiones son “para sacar a la gente de la pobreza”. Qué cinismo y qué descaro.

 

Por cierto, ¿habrá alguna vinculación de la empresa china JINKO SOLAR y de EXCÉLSIOR con los cárteles de la droga? Si no, ¿por qué uno de sus coyotes se autodenomina COMANDANTE DE LA GUARDIA DEL CÁRTEL DEL GOLFO EN VALLADOLID? Es pregunta.

 

Mi próxima entrega será sobre la militarización de los territorios indígenas en todo México (bajo una “lógica energética”), y sobre los actos de intimidación, amenazas y vituperios que gente baja y cobarde al servicio de la empresa china JINKO SOLAR ha vertido sobre defensorxs del territorio maya. (J.C.F.M. Jo’, Yucatán, 17 de agosto de 2019)

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Correcciones a “Una respuesta a JINKO SOLAR”

February 12, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes