© Asamblea de defensores del territorio Maya. Wix.com

  • Facebook
  • Canal de YouTube

Mauricio Vila Dosal y la mafia del despojo

 Juan Carlos Faller integrante de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya "Múuch' Xíinbal" en una reunión comunitaria informativa/Foto: Haizel de la Cruz

 

Ha quedado claro que Mauricio Vila Dosal, gobernador de Yucatán, es la cabeza visible de una jauría de saqueadores del territorio maya. Las pruebas sobran, pero aquí hay unos botones de muestra:

 

1) Como ya se mostró en dos entregas anteriores (“La voz de la ignorancia” y “Vila Dosal y Sierra Villarreal: el clan y el terrorismo de Estado”), la familia del gobernador de Yucatán está en el centro de una guerra sucia de desinformación y francas agresiones a los que se oponen a (y denuncian) el saqueo.


2) En el “cambio” de gobierno, Vila Dosal mantuvo en su puesto a uno de los principales promotores del robo transnacional de tierras mayas: el titular de la Secretaría de Fomento Económico y Trabajo (SEFOET), Ernesto Herrera Novelo, quien sigue clamando que “pensar en grande” es apostar a las inversiones extranjeras (vengan de donde vengan y hagan lo que hagan sus coyotes locales).


3) En cuanto a lo anterior, Vila Dosal ha reforzado la complicidad de su gobierno con  los saqueadores, dándoles un lugar notable en la estructura gubernamental: el Departamento de Energías Renovables e Industrial (en la recién creada Subsecretaría de Energía Estatal, de la SEFOET), cuya flamante titular es la Arq. Mireille Segovia Martín, traída directamente de la empresa Vive Energía, desarrolladora del recién inaugurado parque eólico Dzilam Bravo (cuyo director, Benigno Villareal del Río, es además presidente de la Asociación Peninsular de Energías Renovables, APER).


4) En el saqueo directo de tierras mayas, el gobierno de Vila Dosal ha estado particularmente activo: el Sr. Tonatiuh Villanueva Caltempa, director de Asuntos Agrarios de la Secretaría General de Gobierno, ha presionado telefónicamente (en reiteradas ocasiones) a los compañerxs de Ixil para que se sienten a negociar con el coyote que pretende robarles sus tierras (un mafioso de nombre Alejandro Escoffié Gamboa).


5) Etcétera.

 

En un acto de irresponsabilidad criminal, el gobernador Mauricio Vila Dosal sigue promoviendo y defendiendo los más de 20 megaproyectos eléctricos que pretenden instalarse en Yucatán a pesar de las graves irregularidades e ilegalidades en que están envueltos, y con ello Vila Dosal está propiciando un ambiente de confrontación social que puede tomar proporciones inimaginables, abriendo la puerta a lo peor del crimen organizado nacional y transnacional. Nos explicamos:

 

Una de las más conocidas tácticas de los coyotes roba-tierras para comprar la voluntad de los ejidatarios mayas es presentarse a las reuniones con portafolios llenos de billetes de baja denominación, tal y como hacen los narcotraficantes y otros criminales para “lavar” el dinero obtenido de manera sucia. Por ello, con su apoyo a megaproyectos basados en la compra irregular (llamémosle robo, pues eso es) de tierras, el gobernador Mauricio Vila está favoreciendo la discordia y descomposición social al interior de las comunidades mayas, así como el establecimiento del crimen organizado en el seno de éstas.

 

Aún más: en los casos en que el despojo de tierras ha sido aparentemente exitoso, los coyotes revenden éstas (es su negocio) a las compañías transnacionales de energía “limpia” para sus megaproyectos. Y para desarrollar éstos, las compañías emiten acciones bursátiles. Pero cuando (en no pocos casos) los ejidatarios contraatacan y legalmente empiezan a revertir el despojo, las compañías echan mano de tácticas cada vez más sucias, como la difamación y el periodismo terrorista (como el de José Luis Sierra, pariente cercano de Vila Dosal), las amenazas, la compra de líderes, las presiones gubernamentales, los sobornos a jueces… Es decir, más y más corrupción y crimen.


Pero mientras ello sucede, las acciones de los megaproyectos en peligro empiezan a
devaluarse (porque el riesgo del negocio aumenta), hasta que las acaban comprando los famosos “fondos buitre”, o sea, inversionistas extranjeros sin escrúpulos dispuestos a llegar a las últimas consecuencias (entre ellas el asesinato de líderes sociales y la compra de jueces y gobiernos) para multiplicar sus ganancias.


Hacia ese callejón oscuro nos está llevando -a sabiendas y con dolo- el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, y su clan familiar de saqueadores.


Pero ellos usan un eufemismo: le llaman “pensar en grande”.

 

(J.C.F.M., junio de 2019)

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Correcciones a “Una respuesta a JINKO SOLAR”

February 12, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes